Ajuste

Ajuste

El ajuste perfecto para caminar saludablemente

Cada persona tiene un tipo diferente de pie. Por ello, la base interior rehundida de nuestro calzado está disponible con dos anchuras: el ancho normal para pies normales y el más estrecho para pies especialmente delgados. La parte superior de nuestros zapatos se ajusta a la anchura correspondiente de la base para lograr una adaptación óptima. En combinación con las opciones de regulación que ofrecen las correas, lo que se obtiene es un “zapato a medida” que se adapta perfectamente a sus pies.

Al comprar su modelo Birkenstock, no olvide dejar unos milímetros de espacio detrás del talón y delante de los dedos. Los dedos necesitan ese campo de juego para poder moverse libremente al caminar.


El ajuste perfecto

Los zapatos influyen en cómo nos movemos. Por esta razón es importante que se ajusten perfectamente, tanto al estar de pie como al caminar. Con los consejos siguientes le mostramos cómo adaptar a la perfección su modelo Birkenstock y disfrutar de un confort incomparable.



01

Abra todas las correas y coloque los pies sobre la base interior del calzado. No olvide que debe quedar un espacio de algunos milímetros detrás del talón y delante de los dedos. Es un campo de juego necesario para que pueda desarrollarse un movimiento bascular natural. Además, los pies tienen que quedar enmarcados por la base, sin sobresalir del borde de la plantilla ni asentarse encima del mismo. Tenga también en cuenta que la base de nuestro calzado está disponible en dos anchos.

02

Abroche las correas sin ceñirlas demasiado al pie. Debe dejar un poco de espacio libre para que los pies no queden apretados mientras se camina.



03

En los modelos con correa en el talón, asegúrese de no abrochar la correa con demasiada firmeza, ya que, de lo contrario, el pie se desplazará demasiado hacia adelante en la plantilla.

04

Cuando haya ajustado su modelo BIRKENSTOCK, dé unos pasos con el calzado puesto. Si al caminar los pies pueden moverse sin limitaciones y sin chocar con el borde de la plantilla, es que ha el número y el ancho adecuados.

Información sobre tallas

NÚMEROS DE CALZADO EN BIRKENSTOCK

SISTEMAS DE TALLA DIFERENTES SEGÚN PAÍSES

Los números del calzado son toda una ciencia. Un dato será probablemente desconocido para muchos consumidores: no existe ningún sistema de tallas reconocido internacionalmente, unificado y regulado. Existen, antes bien, varios sistemas diferentes de numeración. Así, por ejemplo, en la Europa continental se usan indicaciones de talla completamente distintas a las usuales en Gran Bretaña. En los Estados Unidos, a su vez, se aplican otras regulaciones diferentes.
Además de en las unidades de medida utilizadas, las diferencias se deben también a la magnitud de referencia (pie, zapato u horma) y a los puntos de referencia a los que se recurre para la medición. Como si ello no supusiera complicación bastante, en algunos casos se diferencia además entre calzado para niño, dama y hombre. Y no se queda ahí: muchas veces, las indicaciones de talla difieren unas de otras –y llegan a diferir muchísimo en ciertos casos– según tipo de calzado, forma de la horma y fabricante.

¿QUÉ NÚMERO CALZA USTED?

Si tiene usted duda sobre cuál es su número actual de calzado, puede servirse de la tabla siguiente. No olvide que los valores que figuran en ella son meramente orientativos, puesto que, según el modelo o la línea de producto, pueden darse diferencias graduales en el diseño de la horma y el sistema de tallas en que este se basa. Lo mejor es que se mida los pies antes del pedido.
Para ello, ponga el pie con calcetín sobre una hoja de papel y dibuje el contorno con un lápiz. A continuación marque la longitud de su pie (desde el talón hasta el dedo gordo). Mida la distancia entre ambos puntos con una regla y coteje ese valor con los datos de esta tabla de conversión.

Tabla de tallas

EU UK mm
24 7,0 150
25 8,0 160
26 8,5 165
27 9,0 170
28 10,0 180
29 11,0 185
30 11,5 190
31 13,0 200
32 13,5 205
33 1,0 210
34 2,0 220
35 2,5 225
36 3,5 230
37 4,5 240
38 5 245
39 5,5 250
40 7 260
41 7,5 265
42 8 270
43 9 280
44 9,5 285
45 10,5 295
46 11,5 300
47 12,0 305
48 13,0 310
49 14,0 320
50 14,5 325

Mida así la longitud del pie:

  • Sitúese con el talón pegado a la pared y ponga bajo los pies una cinta métrica.
  • Tome el valor en milímetros de la longitud del pie que aparece bajo el dedo gordo.
  • Si estuviera usted entre dos números de pie, elija el superior, pues los pies aumentan de tamaño un poco cuando sufren carga.

Si la longitud de su pie es aproximadamente 27,0 cm, el número acertado para usted según la tabla sería el 42. Con una longitud de 24,5 cm, sería de desear que encargara un modelo talla 38 del artículo que le guste. Si su largo de pie fuera de 24,8 cm, lo óptimo sería calzar un 38,5. BIRKENSTOCK no ofrece números intermedios. En tales casos, recomendamos elegir el número entero inmediatamente posterior, es decir, el 39 en este caso.

NUEVOS PEDIDOS SIN VOLVER A MEDIRSE

La gama de números del catálogo BIRKENSTOCK ofrece como regla general desde el 24 al 50. No todos los artículos, sin embargo, están disponibles en todos los números. Hay estilos como el modelo “Milano” disponibles en absolutamente cualquier talla. Pero también hay estilos exclusivamente para niños o para adultos. Las sandalias sin correa en el talón, como pueden ser los modelos “Gizeh” o “Madrid”, aparecen en el catálogo infantil de BIRKENSTOCK a partir del número 30 en adelante.

Una gran ventaja del surtido de modelos de BIRKENSTOCK es la elevada fiabilidad de sus tallas. Cuando un adulto calcula una vez su número correcto, lo usual es que pueda confiar en que calzará sin problemas todos los modelos BIRKENSTOCK del mismo número dentro de un grupo de artículos, de modo que podrá hacer un nuevo pedido sin tener que medirse el pie otra vez.

EL CALZADO SE PRUEBA CON LOS PIES SECOS

Las bases interiores originales de BIRKENSTOCK están fabricadas con valiosas materias primas naturales (granulado de corcho natural, concentrado de látex natural, yute y ante). El recubrimiento que hace contacto con el pie está fabricado con ante de gran calidad y es un elemento muy delicado. Si el pie tiene la planta mojada o sucia, dejará huellas de uso en la base interior. Por ello, al probarse nuestro calzado procure siempre tener los pies secos y llevar calcetines o medias desechables.

Información sobre la anchura del calzado

EL BUEN AJUSTE SE BASA EN DOS ANCHOS

No es ningún secreto que la talla longitudinal es un factor importante para que el calzado ajuste bien. Menos sabido es que el ancho del pie desempeña también un papel clave. En efecto, si el calzado es muy estrecho en el área de la eminencia plantar, estará comprimiendo las articulaciones metatarsofalángicas de los dedos. Y no solo será doloroso, sino que a largo plazo el calzado demasiado estrecho puede también fomentar la formación de malas posturas.

Por el contrario, si el calzado es demasiado ancho el talón tenderá a elevarse distanciándose del calzado. El pie se deslizará hacia adelante, y los dedos empujaran contra la puntera. Esto explica por qué ocurre que si compramos calzado demasiado ancho suele parecernos que le falta longitud. La persona que lo usa puede tener otra sensación, pero con eso no se está resolviendo el problema del ancho equivocado, sino solamente esquivándolo. En este caso, las cargas erróneas en el pie son un fenómeno seguro.

Con un ancho correcto del calzado, el pie no se separa del mismo alzándose en su parte más ancha –que está en el área de la eminencia plantar– y no sentimos ninguna estrechez. La eminencia plantar describe una línea imaginaria que va de la eminencia del dedo gordo hasta le del pequeño. Puesto que el pie cambia de volumen a lo largo de la jornada por las cargas que soporta (antes de irse a dormir los pies son más grandes que nada más levantarse), tiene que tener espacio suficiente a los lados.

En la mayoría del calzado, se usa solamente un ancho estándar. El calzado a la moda, por su parte, destaca por tener casi siempre un corte demasiado estrecho con el fin de dar la impresión óptica de que el pie es más pequeño. La consecuencia lógica de ello: puntos de presión, pies doloridos y otras molestias de mayor calado.

Por ello, BIRKENSTOCK ofrece casi todos sus modelos en dos anchuras: el ancho normal para pies normales y el más estrecho para pies especialmente gráciles. Además de ello, muchos de nuestros modelos cuentan con distintas posibilidades de ajuste. Así, las correas equipadas con hebilla permiten adaptar a cada pie concreto las sandalias y otro calzado BIRKENSTOCK. Lo cual proporciona alto grado de comodidad al llevarlos.

Achten Sie bei Ihrer Auswahl auf diese Symbole:

Regular Fit = Ancho normal
Narrow Fit = Ancho estrecho