MATERIAS PRIMAS NATURALES

CALIDAD INMEJORABLE CAPA A CAPA


MATERIALES ORIGINALES ESCOGIDOS PARA LOGRAR UN PRODUCTO ÚNICO

Las bases interiores originales de BIRKENSTOCK están elaboradas con materias primas naturales extraídas de fuentes sostenibles que son procesadas meticulosamente para que formen entre todas el producto: granulado de corcho natural, concentrado de látex natural, yute y ante de gran calidad para el recubrimiento. Su procesamiento respetuoso hace que todas estas materias primas regenerables conserven sus propiedades naturales.

GRANULADO DE CORCHO NATURAL: AISLANTE FLEXIBLE PROCEDENTE DE MATERIAL NATURAL RECICLADO

El material básico más presente en cuanto a volumen en las bases interiores originales BIRKENSTOCK es el granulado de corcho natural. Se trata de una sustancia compuesta de grano grueso, procedente de los restos resultantes de la fabricación de tapones de corcho para el vino. Posteriormente, los restos son molidos varias veces y tamizados para conseguir el granulado. En su producción, BIRKENSTOCK emplea solamente valioso corcho natural puro de alta calidad. El proceso conserva las beneficiosas propiedades naturales de este excelente producto natural.

El corcho es un recurso renovable. Está compuesto por células de paredes finas ya muertas y rellenas de aire. Es un producto natural aislante frente al calor y el ruido y con propiedades hidrófugas. La placa de corcho se va formando por acumulación, pudiendo ser cosechada periódicamente sin que el árbol reciba ningún daño.

El corcho se extrae de la corteza del alcornoque. Para ello, se quita de la corteza del alcornoque una capa de al menos cinco centímetros de grosor, proceso que, según las condiciones climáticas, solo se repite entre cada siete y nueve años. Un alcornoque puede producir durante toda su vida de 100 a 200 kilogramos de corcho. Para extraer el corcho de forma higiénica, la corteza cosechada se cuece generosamente en un pilón de agua. Finalmente, se cortan las láminas a partir de las cuales se conforma el corcho de las botellas.

Solo hay campos naturales de alcornoques en las cuencas mediterráneas occidentales. El grueso del corcho empleado en BIRKENSTOCK procede del sur de Portugal. Este país en la parte occidental de la Península Ibérica es el exportador mundial más importante de corcho en bruto. Los campos de alcornoques de Portugal, naturales o de plantación, cubren conjuntamente una superficie total de unas 750.000 hectáreas: aproximadamente un ocho por ciento de toda la superficie del país.

Sus extraordinarias propiedades –gran elasticidad, sobresalientes propiedades de amortiguación y buen aislamiento contra calor, frío y humedad–, hacen del corcho un material muy demandado y de empleo universal. Todas estas propiedades se aprovechan también a la perfección en las bases interiores originales de BIRKENSTOCK.

CONCENTRADO DE LÁTEX NATURAL: GOMA LÍQUIDA CON EXTRAORDINARIOS PODERES ADHESIVOS

El concentrado de látex natural sirve de pegamento natural en la fabricación de plantillas interiores del calzado. Para este fin, al concentrado líquido, también denominado “leche” por su color y consistencia, se le añade una mezcla de granulado blando en bruto de corcho natural. Todo ello forma una masa parecida a la de un pastel, que se hornea durante varios minutos a temperaturas en torno a los 100 °C junto con dos capas de yute y el recubrimiento. La sustancia se endurece por vulcanización. En el proceso se conservan las propiedades ventajosas de las materias primas naturales empleadas.

Al igual que el corcho, el látex natural es también una materia prima regenerable. El látex natural se extrae del jugo que desprende la corteza (la “resina”) de los árboles del caucho. La expulsión de este líquido lechoso es un mecanismo natural de la planta para protegerse frente a bacterias y hongos. Los árboles del caucho crecen en regiones tropicales. Para la cosecha se practican incisiones en la corteza del árbol. La leche del látex que mana de ellas se recoge en pequeños cubos. Para que se desarrolle este proceso hay que esperar seis años. Desde ese momento, el árbol dará durante unos 25 años día tras día hasta 80 gramos de leche de látex.

Esta preciosa materia prima natural arroja un balance energético claramente más beneficiosos que el látex sintético (extraído del petróleo en crudo), y carece de sustancias nocivas como disolventes o compuestos CFC. Además, el látex natural ofrece propiedades naturales muy ventajosas, tales como alta elasticidad puntual y alta capacidad de transpiración.

YUTE ESTABILIZADOR NATURAL EXTRAÍDO DE FIBRAS TEXTILES REGENERABLES

En las bases interiores originales de BIRKENSTOCK, el yute aporta estabilización adicional al núcleo de corcho-látex. Además, esta fibra vegetal mejora las propiedades de las plantillas a la hora de regular la humedad. El yute es también una materia prima regenerable.

Se trata de una planta anual que se cultiva preferentemente en regiones tropicales con alta humedad constante. El arbusto, de 15 a 20 centímetros de alto, se cosecha aproximadamente a los cuatro meses. Antes de que se pueda hilar, se procede primero a tostar, descortezar, peinar y limpiar las fibras textiles vegetales. A continuación se las suaviza. En la fabricación de nuestras plantillas, empleamos dos capas de fibras de yute trenzadas para estabilizar las partes superior e inferior.

ANTE: EL RECUBRIMIENTO DE LA SUELA, BLANDO, ATERCIOPELADO Y TRANSPIRABLE

La capa superior de la base original de BIRKENSTOCK, que va en contacto con el pie, está compuesta por ante. La base está cubierta con un revestimiento flexible e inocuo para la piel que acoge el pie adoptando su forma y plegándose a su perfil. La superficie del revestimiento tiene estructura alveolar, lo que la hace especialmente transpirable, y de este modo contribuye a una agradable sensación en el interior del calzado incluso con actividad física intensa. De cara a regular la humedad, se cuenta con la ayuda de la capa de yute instalada debajo.

“Ante” es un término genérico que agrupa distintos tipos de cuero pulidos por su parte interior, los denominados “cueros ásperos”. El ante –también denominado coloquialmente en alemán “Wildleder”, o cuero de caza– ofrece una superficie áspera, fibrosa, blanda y, por ello, flexible. Tiene estructura muy alveolar y, en consecuencia, es especialmente permeable para el sudor.